lunes, 16 de enero de 2017

A Galicia de nuevo: de tapas por Lugo

Pues nos habían hablado muy bien de los pinchos de Lugo, teníamos ganas de volver a Galicia y además leímos maravilla de su casco histórico y su muralla Patrimonio de la Humanidad así que cogimos los bártulos y nos hicimos una escapada: a Lugo de Tapas.

El tapeo de Lugo es de los destacables ya que entra dentro de la categoría de ciudades con tapa gratis. Pero no solo tapa, también pincho, de la que te sirven te pasan una bandeja de pinchos tipo tortilla, un bollito preñao, empanada o un poco de lacón y en ese momento te preguntan "¿y de tapa de cocina que queréis?"... la leche! Los precios no son baratos pero tampoco excesivamente caros, un vino suele rondar los 2,4€ en la zona centro. Hay varias zonas de tapeo en la ciudad pero nosotros, al ser una visita corta, solo nos centramos en el casco histórico en las calles Cruz, Praza do Campo y Rua Nova. Plagadas de locales de lo más variado, desde tascas clásicas gallegas, con sus maderas y tazas de ribeiro a bares modernos. Todos con el mismo concepto: pincho más tapa a elegir. Incluso en las cafeterías y pastelerias, al tomar un café, te pasan bandeja de pinchos o te ponen una tapa dulce.

Hay tanto y tan bueno que es imposible recomendar uno, aunque si os podemos decir cuales mejor no visitar. El ambiente es buenísimo, con mucha gente de vinos a la hora del vermú y de la cena. Eso sí, se vacía de repente tras la hora de los vinos y la mayoría de los bares cierran.

Rua da Cruz:

- Las 5 Vigas: Bandeja de pinchos con lacón y croquetas. Tapas a elegir entre lengua, champiñones, ensalada  de pasta y ternera al vino. las dos últimas fueron nuestra elección. Con un trina y un godello: 4,40€. Un local clásico recomendable.

- La casa de la tortilla. Casa Daniel. En una perpendicular a Cruz. Carta de tortillas de todo tipo y baratas, de 5,5 a 7 euros. Sacan un pincho y te preguntan por la tapa que son de plancha. Nosotros pedimos moruno y cocodrilo (filete de raxo que ya probamos en A Coruña). Con dos godellos 4,8. Otro de tipo clásico y que merece la pena visitar.

- A Tasca: Tapa de pulpo y una de callos con garbanzos. Con dos godellos 5,30€

- Bar Anda: a las 15:30 ya era de los pocos que quedaba abiertos. Marmitako y tapa de arroz con dos godellos 5 euros

- Dejamos para el final los dos que menos nos gustaron de la calle y que yo no volvería, As Tapiñas, a pesar del nombre no hubo tapa ni amago. Es pequeño e incómodo. No tiene nada que merezca la pena salvo el precio, 4 euros 2 riberiros.

- El último que probamos de la calle fue el Bulló Xantar nos llamó porque estaba lleno, era algo moderno pero no ofrecía nada que realmente mereciera la pena. El pincho era un canapé de esos cuadraditos con paté. Las tapas tampoco aportaban nada, un arroz normalita. Un agua y un ribeiro por 3,6€


Praza do Campo:

- El Riba: es moderno, música alta y tapas más para jóvenes. Del tipo hamburguesa, perrito, montaditos, etc. curiosamente era de los más llenos pero parecía un bar low-cost por la poca calidad de las tapas. Hamburguesa y montado de lacón 4,5

- A Adega. Solo tenían dos tipos de tapas, patatas ali-oli y guisantes con jamón riquísimos. Te dan a elegir entre ribeiro normal y de autor, probamos este último, una Antonio Montero muy bueno. Con una tapa de cada y una ración de croquetas de calamar por 6,5€) pagamos en total 11,5€. Bien.

Rua Nova:

- Mesón da rua: 2 cokes, ensaladilla y calamares de tapas más una ración de raxo con patatas (6,5). Además de los ya habituales pinchitos que aquí era de tortilla por 11,5euros

- Ave César: decoración romana con pocas mesas para tapas pero precios baratos. Dos cokes y un mosto con su pincho y tapas de arroz negro y albóndiga por 5,5€

- La Fábrica, de los mejores por comodidad y atención. Dos veces sacaron pincho, uno de bollo preñao y otro de empanada, bastante grandecitos ambos. Los dos Albariños con tapa de pollo frito por 5€

- O'Castelo. Pulperia donde además de pintxo y tapas hay raciones de pulpo (muy barato en toda la ciudad). Dos Albariños con tapa de costilla y criollo más mejillones, con una de pulpo (9,5€) por 15,5€
 

- Curuncho: lo dejamos para el final por que es al que no se debe entrar. Camarero de esos que se fijan si eres habitual y sino lo eres no te hace ni caso. Nos atendió sin mucho afán, al principio ni pincho ni tapa. Luego, al pasar la bandeja no le quedó más remedio que ofrecernos el pincho pero eran todos cutres, malos y duro el pan. De la tapa ni mención así que nos cascaron 5 euros por dos albariños, de los más caros que pagamos, sin una triste tapa.

Una de esas ciudades desconocidas que luego sorprenden por lo agradable, lo bonito y por sus tapas!

martes, 10 de enero de 2017

Restaurante Albora: Barra con estrella

Una opción muy buena si la hora de la comida te pilla por el barrio de Salamanca. En la calle Jorge Juan se encuentra Álbora, que ofrece una idea estupenda para probar comida con Estrella Michelín: si no quieres la formalidad de un restaurante con Estrella (situado en la planta superior) y todo lo que ello conlleva, puedes comer en su zona de barra, a pie de calle. Aunque lo llamen barra, también dispone de mesas altas y bajas, donde comer con comodidad y tranquilidad.

Inicialmente teníamos reserva para el restaurante, pero el hecho de ir con niños, nos hizo pensárnoslo mejor y cambiar la reserva a la barra... y ¡qué bien comimos! La gestión de reservas la realizan por separado; la carta es coincidente en muchos plato de ambos ambientes, aunque más orientada a raciones en el bar y a menús en el restaurante. Ofrecen dos: uno corto a 58€ y otro largo a 78€.
Tienen la fabulosa opción (nunca nos cansaremos de loarla) de pedir medias raciones, por la posibilidad de probar mayor cantidad de platos y también de pedir tapas. Optamos por:

Un par de tapas:
- Ensalada de mango Thai. Sabores frescos y bien combinados. Es tapa por el tamaño, pero se puede compartir.

- Huevo asado con chichas ibéricas y puré de patatas. También tapa pero también se puede compartir, aunque sea a cucharadas... además merece la pena porque es espectacular, el huevo asado al fondo para escarbar con cuchara dentro de una espuma con un sabor intenso y trocitos de chorizo.

Raciones:
- Media de buñuelos de morcilla con compota de manzana y menta: sabor muy intenso. Media ración abundante.

- Medio de guiso de Albóndiguillas con sepia. Un plato fabuloso, de los que hacen saltar las lágrimas. Con carne tierna magnífica y un sabor exquisito. El mejor plato sin duda y sin desmerecer al huevo.

- Media de guiso de ciervo adobado con piña y salvia

- Croquetas, suaves y cremosas. De jamón Joselito... no te digo más

- Calabacin en tempura relleno de brandada de bacalao: Crujiente por fuera y suave por dentro. Muy rico

- Pulpo asado con berza y cebolleta trufada. El más caro de los que pedimos, 24€, y aunque estaba bueno no fue lo mejor ni mucho menos.

Postres:
- Torrija caramelizada: jugosa y sabrosa, acompañada de helado de canela para contrastar.

- Esfera crujiente de chocolate fluido con mousse de café y helado de anís estrellado. Rico, rico, rico. Chocolate fabuloso para terminar una gran comida, del que no hay foto que le haga justicia :(

Acompañamos la comida con agua y una botella de Gargallo Godello. Hay que mencionar que la carta de vinos es cara, probablemente por compartir bodega con el restaurante. Finalmente, añadiendo además tres cafés, 145 €. Para 5 comensales sale a menos de 30 euros por persona, no es un mal precio para probar un Estrella Michelín, ¿verdad?

http://www.restaurantealbora.com/

lunes, 2 de enero de 2017

Mestura: Un Top de Oviedo

Nuestra referencia de Mestura vino a través de Internet, de dos periódicos en concreto: ABC, donde decían que era uno de los Tops 3 de Oviedo (junto con Casa Fermín que ya hemos probado y Ca'Suso que está en lista) y El Comidista, donde lo consideraban uno de los mejores restaurantes de hotel y donde comer sin dejarte un dineral. Y es que Mestura, el restaurante de Javier Loya, se encuentra dentro del Gran Hotel España y sí, sí que puedes comer recetas asturianas renovadas por poco dinero ya que el restaurante cuenta con varios menús. El largo o menú degustación que sale por 60€ y son 8 platos de la carta y el Menú Fomento de la cocina asturiana que por solo 39 euros está compuesto por dos tapas, dos entradas, segundo plato y postre.

Por la carta destacar los platos asturianos, con productos de cercanía pero renovados. Los más llamativos y famosos son el Lomo de Lubina con Risotto de Llámparas y Crujiente Marino, Pixín Braseado al Carbón con Tomillo Limonero y Tupinambo, Pichón de Araiz con Jugo de Ciruela, Lascas de Chocolate y Apionabo, Pitu Guisado con Patatinas y Piquillos o, simplemente puedes elegir entre varias carnes rojas. Nosotros queríamos probar varios platos pero como era cena y no íbamos muy hambrientos nos decantamos por el menú de Fomento de la Gastronomía Asturiana que estaba compuesto por:

- Horchata de almendras con sardina escabechada. La horchata de almendras tiene un sabor peculiar, ligeramente amargo, pero la sardina lo compensaba.

- Anchoas con Pan de Focaccia y Emulsión de Escalivada: sencillo pero siempre triunfa.

- Pulpo Frito con Humus y Germinado de Trigueros: Muy contundente

- Papillot de Setas y Verduras con Aromas del Monte y Trufa de Verano: sabores intensos bien compensados con el huevo.

- Pixín Braseado al Carbón con Tomillo Limonero y Tupinambo. El pescado por excelencia de Asturias, siempre es un plato que triunfa si está bien preparado como es el caso. Curiosa la yuca negra que la hacía parecer carbón.

- Plátano Estofado con Crema Ácida, Regaliz y Nueces: el postre. Original, Con toques de distintas texturas muy bien combinadas.

La comida la degustamos con un Gramona Imperial (26€) en un salón anexo ya que el restaurante principal estaba ocupado por una boda. En el salón no se estaba mal pero la sensación era rara, al ser un espacio pequeño, con el techo bajo la sensación que dejaba era un tanto fría y aunque el servicio era correcto no lograba quitar esa sensación.

Los dos menús, con el cava, agua y un café que nos invitaron salió por 106,50€. El local promete para estrella. Podría conseguirla ya que en Asturias muchos de los locales que la tienen la consiguieron por la calidad de su comida y no por tontunas... veremos.

WEB: http://www.mesturarestaurante.com/

lunes, 26 de diciembre de 2016

Pui's Thai Tapas Bar o el que decían mejor Tailandés de Madrid

Ya habíamos visitado este lugar con anterioridad. En su momento leímos que era el mejor Tailandés de Madrid y fuimos para comprobar si era cierto. De aquella visita guardamos buen recuerdo, nos encantó la carta y sus platos, verdaderos platos Thai servidos en pequeñas tapas o raciones y a un precio muy apañado. Nos encantaron los pinchos de langostinos (que no encontramos esta vez) y algunos platos más por lo que decidimos volver

El local es pequeño, incluso puede llegar a ser incómodo si vais muchos. No tiene nada de decoración folclórica, ni oriental. Es un local funcional y con pocos adornos, no esperéis un restaurante temático Thai sino un bar de tapas y raciones con la singularidad de que son Tailandesas. Aunque eso si, con una carta tan amplia que es complicada, ahora es un poco más densa que antes y hace difícil la elección.

En esta ocasión pedimos:
- Khao Pad Rod Fai: arroz frito con ternera y verduras. Algo soso (como buen arroz tailandés) donde todos los arroces, salvo los picantes, son algo insulsos.

- Tung Thong: paquetitos de gambas. Nada del otro mundo. Estaban buenos y el interior era intenso pero no es un plato que aporte nada e incluso es difícil distinguirlos de saquitos de supermercado.

- Gai Tod Krob Krob: pollo frito crujiente. Sencillo pero un buen plato.
 

- Pad Pak Mu Krob: ya lo habíamos probado la vez anterior. Son una especie de cortezas de cerdo salteadas con salsa de ostras y verduras. Quizá el mejor plato por la manera en la que está preparado el cerdo.

- Roll de plátano: postre de saquitos de plátano frito con chocolate

Toda la comida para 3 con agua, dos cokes y una cerveza típica de allí, Shinga, que salía por 4,5€ llevo la cuenta a los 60 euros. Un buen precio para degustar auténtica comida Thai en un sitio que te recomendamos si era fan de esta comida. No es el mejor sitio de Madrid, ni muchos menos. es sencillo y ahora, con lo de moda que se ha puesto esta gastronomía hay muchos locales mejores. Pero si que es verdad que es de los mejores que hemos probado, es sencillo y barato y su comida se parece a la cocina que pudimos disfrutar en nuestro viaje por esas tierras hace ya más de 8 años.

Web: http://www.puithaitapas.es/ 
Teléfono: 914 68 24 77

lunes, 12 de diciembre de 2016

La Maquina de Chamberí: cocina de producto

La Máquina es un grupo de restauración muy conocido en Madrid, famoso por su cocina de producto, sencilla pero de alta calidad y también, por qué no decirlo, por ser locales muy frecuentados por el pijerío capitalino. Este hecho y el que sea una especie de cadena (tiene 11 locales y tres barras en Madrid) nos echaba un poco para atrás a la hora de ir a probarlo.

Cuando se habla de cadenas se suele hablar de cartas iguales y de platos con poca personalidad. Esto es cierto en La Máquina, las cartas se parecen mucho unas a otras. De hecho se parecen mucho a las cartas de muchas de las Tabernas que tanto se están extendiendo por Ponzano o por la zona de Retiro. Hay platos calcados entre La Máquina y, por ejemplo, la Taberna Moderna. Aún así el sitio merece la pena y nuestra visita fue mejor de lo previsto. Fue mejor porque comprobamos que es un sitio donde se mima el producto, los platos están cuidados, bien preparados y con gusto.

También se mima al cliente y el trato por parte del servicio es exquisito. Presumen de selecto ambiente y esto depende del local elegido, algunos los son más que otros y el de Ponzano, entre la de gente que hay en barra y como está montado, no echa para atrás. Al contrario, te sientes muy cómodo.

La carta en La Máquina de Chamberí, que fue el que probamos, mira al mar y a su clásica ensaladilla, croquetas o jamón se le unen coquinas, mejillones, pulpo, pixín (rape) y otros muchos pescados. También tiene una parte de arroces, carnes y, cómo no, fabada en plato individual o en tarrina para compartir. Aunque nosotros no pudimos probarla ya que en nuestra visita no aparecía en la carta. Otra cosa que tiene y a nosotros nos encanta son las medias raciones ya que eso nos permite probar más platos, que en nuestra comanda fueron:
- Media de chanquetes con huevo. Un plato que siempre que podemos lo pedimos ya que no es fácil encontrar chanquetes.

- Media de coquinas, Buen plato para ser una media ración con preparación muy simple, aceite y limón.

- Media de Ensaladilla. Uno de los platos estrellas del lugar

- Albóndigas de ternera
- Tarta fina de manzana, finísima y muy rica

Todo para tres, con agua, dos vinos blancos y un café por 68 euros. Un ticket algo por debajo de la media de este tipo de tabernas donde el precio de un comensal ronda ya los 30 euros cuando vas de tapeo. Si en vez de raciones vas de platos el precio se situará entre los 40-50 euros por el precio de los pescados.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...